Por tan solo tres puntos, el conjunto lucentino fue tercero en la jornada celebrada en Málaga.
 
 
Siempre se comenta entre atletas, entrenadores y directivos de un equipo que es importante luchar cada punto y, en ocasiones, del dicho al hecho no hay un trecho. Eso es lo que se pudo vivir en Málaga la tarde del sábado, en el encuentro de División de Honor que puede suponer una permanencia al final de la temporada. Al menos, da opciones a la escuadra de Lucena para soñar. Y eso, tal y como se puede ver a menudo, es capaz de lograr éxitos que pueden parecer imposibles.
El objetivo era conseguir puntos, como si de un concurso se tratara, y de esto, nuestros lanzadores saben bastante. Prueba de ello es la mejoría en la prueba de lanzamiento de martillo, cosechando José Antonio rodríguez Silva 5 puntos que fueron acompañados del que pudo sumar Jesús García Villatoro. En el lanzamiento de disco, Alexei Chivas contribuyó con un tercer puesto y 6 puntos, que se verían aumentados en otro por el octavo puesto de Jaime Raja. Idénticos actores, idéntica suma de puntos, pero en diferentes puestos quedó resuelta la prueba de lanzamiento de peso, siendo quinto Alexei y sexto Jaime, para terminar los lanzamientos con el de jabalina, prueba en la que se pudieron cazar trece puntos, gracias al triunfo de Stepan Mikoska y el cuarto de Alfonso Ruiz.
Y se siguen llamando concursos a los saltos, que también tuvieron cosas que decir. En la colchoneta de pértiga se alcanzó un tercer puesto de Raúl Méndez, que con el quinto puesto de Patrik Vobeczky, sumaron otros 10 puntos para el casillero lucentino. Y aunque salten menos alto y lograsen menos puntos, los chicos de altura también aportaron su grano de arena, con un cuarto y octavo puesto de Álvaro Corbacho y David Ríos. Cada punto es oro, algo que en el foso de longitud se sabía. 7 puntos logró, con su segundo puesto, Ignacio Torres y otro sumó Fernando Pérez con su octava plaza. Menor suerte hubo en el triple salto, conformándonos con el séptimo y octavo puesto, siendo Héctor Luna y Víctor Villagarcía los atletas representantes del club en esta prueba.
Pero todos los atletas del club se quisieron unir a la caza de puntos. Las pruebas de velocidad fueron fructíferas, con unos 100 metros lisos que dejaban caer 9 puntos gracias a Javier López (3º) y Óscar Izquierdo (6º). Los atletas del 200 tuvieron envidia y sumaron también 9 puntos, pero en esta ocasión, Javier Martín fue segundo y Alberto Ortega séptimo, mientras que en la prueba de 400 el bagaje fue de 6 puntos, gracias a Sergio Díaz y a Alberto Montero, con un quinto y un séptimo puesto respectivamente.
 Los atletas que compiten en mayores distancias también se sumaron a la fiesta. En las dos vueltas al anillo, Luis Martín Dobao entró en cuarta posición y Ramón Tamayo en séptima, mientras que, en 1500, el resultado era de cuarta y quinta posición, en las piernas de Álvaro Aranda y Juan Ignacio Grondona. Resultado parecido el de la prueba de 3000 metros lisos, mejorando Alejandro González al ser tercero y con Eduardo Muñoz siendo séptimo. Y en la prueba de 5000 metros marcha, los veteranos Rafael Ballesteros y Julio Carmona entraban en sexta y octava plaza.
Y como no todas las carreras son lisas, el club lucentino se dejó ver en los 110 metros vallas, con una primera posición de Javier López y una séptima del joven Enrique Encarnación. Y para no ser menos, en la prueba de 400 metros vallas, otros 6 puntos se sumaban con Eric Esteve siendo quinto y Daniel García séptimo, para acabar de ver las pruebas individuales con los 3000 metros obstáculos, con Manuel Jesús Burgos siendo quinto y Diego de la Fuente sexto.
Finalizó la competición con los siempre apasionantes relevos. Bonitos de ver cuando se es neutral, pero tensos cuando hay algo en juego. Y en este caso lo había. El relevo corto, 4×100, (Enrique Encarnación, Javier Martín, Alberto Ortega y Óscar Izquierdo) logró una segunda posición, mientras que, por muy poco, el equipo de 4×400 (Sergio Díaz, Alejandro Liñan, Eric Esteve y Luis Martín) solo pudo ser cuarto.
Al final, el cómputo global fue de 145 puntos, 3 más que el cuarto clasificado y 2 puntos a la clasificación global, que permiten encarar la tercera jornada con un leve margen frente al descenso a Primera División.